Reseña: “Niebla”, de Andreas Pflüger

Sergio Torrijos Martínez Agentes espectaculares, amantes del Bushido y del karate, capaces de matar con una uña de jilguero, de asaltar cualquier lugar inexpugnable en busca de un microchip, francotiradores de élite, buenísimas personas, agentes habilísimos, una especie de James Bond pero en una versión mejorada. Los malos, de categoría, nada de unos pringaillos que…