Reseña: “Niebla”, de Andreas Pflüger

Sergio Torrijos Martínez

Agentes espectaculares, amantes del Bushido y del karate, capaces de matar con una uña de jilguero, de asaltar cualquier lugar inexpugnable en busca de un microchip, francotiradores de élite, buenísimas personas, agentes habilísimos, una especie de James Bond pero en una versión mejorada. Los malos, de categoría, nada de unos pringaillos que temen a la policía, aquí los malos dan tanto miedo a la policía que tienen que llegar otros, mucho más duros, para hacerse cargo de la situación. Son tan chungos que incluso en los penales imponen su ley y obligan al resto de reclusos a comportarse como adolescentes enamoradas.

De sus habilidades se puede hacer un aparte, porque, vamos, son extraordinarios, tanto que forman una unidad de élite tan secreta que nadie puede solicitar la entrada en ella, es la propia unidad la que se dirige a los elegidos. Y hacen cosas como la que sigue:

“La blusa de Demirci se pega húmeda a su espalda bajo al abrigo. No es porque Pavlik vaya hacia el norte por la circunvalación de Berlín pisando el gas a fondo. Tampoco por los veinte centímetros que los separan del camión al que por fin obliga a apartarse. Ni porque al mismo tiempo él esté marcando en el teléfono el número que le ha dado Fricke.”

Ahora les ponemos a todos ellos, hartos de testosterona, armas y artilugios de última generación, frente a unos enemigos de tronío, mihuras de la delincuencia, tipos que han dominado con el meñique a la mafia rusa, sí, esa clase de tipos del este llenos de tatuajes y con muchísima mala baba. Colocamos por medio una buena trama de intereses encontrados, de venganza y lo narramos todo en orden, dejando siempre gotas de suspense. Y por último, a modo de guinda, ponemos a la protagonista, Jenny Aaron, una agente espectacular, con una disfunción especial: una operación terminó con ella herida y ciega. Porque para qué necesita ver si es tan buena…

Sí, lo sé, estarán ustedes preguntándose, ¿merece esto la pena? ¿Es Hollywood en pleno ataque de locura? ¿De verdad que tenemos que leernos esto?

Pues fíjense en lo que voy a decirles, que puede terminar con mi prestigio, si algo tuviera. La novela me ha encantado, me lo he pasado como un enano, he disfrutado tanto como un cerdo en un barrizal, ahí dejo de dar más explicaciones.

Ojo, que no he hablado de los defectos del artificio narrativo, que tiene unos cuantos y no son livianos, y tampoco he hablado de ciertos aspectos estilísticos que no están muy trabajados y algunos hilos narrativos no bien cerrados y…

¿Y qué importa?

No importa nada, porque lo que se busca es lo que muestra la novela: acción, nervio, intensidad, diversión. Puede que los protagonistas provengan demasiado del cliché y que la acción también, y no se diferencie en definitiva de otras similares, pero esta bien hecha, bien ejecutada y bien llevada a cabo. Como lector te pasas el tiempo pendiente de la siguiente cabronada de los malos y de cómo los buenos lo resuelven. Te tiene en vilo, imaginando ese pobre agente cinturón negro o beis o malva de kárate que es capaz de dar un puñetazo y acabar con la vida de cinco malos, pero no puede porque tiene una uña torcida y ello podía dar lugar a que una bomba explote y se lleve por delante medio Berlín o se desate un conflicto internacional con consecuencias desastrosas o se terminé con la pesca del bacalao en el atlántico norte.

Todo es así, divertido, trágico, estrambótico, pero ¿acaso James Bond no lo es? ¿Acaso la mejor ficción no tiene ese punto de locura e irrealidad? ¿Acaso Jason Bourne es un tipo normal y corriente? Respondan a eso y tendrán en sus labios la respuesta a porqué esta novela se lee tan bien y es tan divertida.

 

Niebla

Andreas Pflüger
Trad.: Laura Manero Jiménez
Suma de Letras

Puedes seguirnos en Google+, Twitter y Facebook


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s