Novela: “El lado oscuro del adiós”, de Michael Connelly

Ángel Luis Pastor ADN de policía Ya retirado del Departamento de Policía de Los Ángeles (Connelly “le jubiló” en su anterior novela, Del otro lado), Harry Bosch se ha reinventado como detective privado, al tiempo que mata el “gusanillo” de su vocación policial como voluntario a tiempo parcial y sin remuneración en la comisaría de San…

Novela: “Perros que duermen”, de Juan Madrid

Ángel Luis Pastor “Los escritores de novela negra en España somos tan pocos que Juan Madrid es uno de los dos”. Esta archiconocida frase de Vázquez Montalbán ha perdido algo de vigencia porque ya tenemos más de dos pero, aunque ya no sea uno de los dos únicos, lo que sí sigue siendo es uno…

La semana de James Sallis: “El avispón negro”

José María Sánchez Pardo Nueva Orleáns 1968. Un temible francotirador tiene aterrorizada a la ciudad, pues no es el típico asesino de masas, que se inmola después, sino que mata a una o como mucho a dos personas, y después se esfuma. Y entre las víctimas del asesino cae la periodista Esmé Dupuy, y junto…

La semana de James Sallis: “Vidas difíciles”

Ángeles Salgado Vidas difíciles, más que un ensayo es una obra de amor. Una prueba del amor de James Sallis por tres autores de novela negra de los años cincuenta y sesenta casi olvidados o, como dice el propio Sallis, que “viven en un raro callejón sin salida de la historia”. Se trata de Jim…

Miguel Pajares: “Escribo novela con el propósito de transmitir algo, de denunciar injusticias o vulneraciones de derechos”

  Laurentino Vélez-Pelligrini Entre los autores de género negro solemos encontrar variedad de perfiles, personalidades e inquietudes, desde filólogos, críticos literarios, periodistas, historiadores y filósofos, pasando por policías, abogados, criminalistas, médicos forenses y psicólogos, pero son pocos los escritores apasionados por el “Noir” procedentes directamente del mundo de la ciencia, la teoría y la investigación…

Reseña: “La sirena de Gibraltar”, de Leandro Pérez

Claudio Cerdán Lo que más me llamó la atención cuando leí a Leandro Pérez hace unos años era su poderoso pulso narrativo. Las cuatro torres (Planeta, 2014) supuso un debut que parecía una consagración. Lejos de una novela primeriza, se trataba de un libro con trama sólida y estilo más que solvente. Uno se preguntaba…