Reseña: “Lena”, de Daniel Vázquez Sallés

Manu López Marañón Son bastantes ya las voces, a las que me suelo sumar ante tanta lectura policíaca desangelada, que avisan de cómo el género muestra signos de estar extenuado, de que por este monótono camino sólo se captará a un lector ocasional y cada vez menos fiel. Este primer trimestre de 2018 ha dejado…

Novela: “El Harén del Tibidabo”, de Andreu Martín

Almudena Natalías Queridos amigos, reproduzcan Close to you de los Carpenters, (unos segundos para imaginar el canto de los pajarillos) y entren con los ojos bien abiertos al Harén del Tibidabo. Andreu Martin nos invita al burdel más exclusivo y lujoso de Barcelona. En él, rodeado de tapices, cuadros, candelabros y habitaciones secretas, vive Emilio…

Novela: “Justo”, de Carlos Bassas del Rey

Alexis Ravelo El héroe justo Me gustan las historias de venganza en las que los malos se enfrentan a alguien que es peor que ellos. Me gustan todavía más si el justiciero o la justiciera son héroes insospechados: un ronin ciego, una aparentemente frágil muchacha, un chupatintas, un viejo solitario. Este último es el caso…

Novedad: “El Harén del Tibidabo”, de Andreu Martín

En la avenida del Tibidabo, por donde circula el viejo Tramvia Blau entre imponentes mansiones modernistas, se encuentra el Harén, un exclusivo prostíbulo, muy popular ya en tiempos del franquismo:el más lujoso de la ciudad, con puertas doradas, cámaras de vigilancia, vitrales de colores, cortinajes y tapices, y repleto de refugios, con salas clandestinas y…

Novela: “El peor de los tiempos”, de Alexis Ravelo

Manu López Marañón Afirma Alexis Ravelo (Las Palmas de Gran Canaria, 1970) en los últimos párrafos de su quinta entrega de la saga protagonizada por Eladio Monroy que en España (con perdón) «se vive el peor de los tiempos». Y leyendo con avidez El peor de los tiempos descubrimos cómo el autor no se queda…

Novela: “El refugio de los canallas”, de Juan Bas

Ricardo Bosque Ostras para Dimitri, Alacranes en su tinta, Pájaros quemados… Juan Bas nos tenía acostumbrados a que abrir uno de sus libros fuera el acto previo y necesario para pasar unas horas con la sonrisa a punto de convertirse en carcajada mientras, aprovechando que el Nervión pasa por Bilbao, sacudía a diestro y siniestro…