Novedad: «Los santos custodios», de Rafael Escuredo

«Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida y para entrar por las puertas en la ciudad. Más los perros estarán fuera, y los hechiceros, los fornicarios, los idólatras y todo aquél que ama y hace mentira…» [Apocalipsis de San Juan]. Vuelve el inspector Sobrado. Tras el caso de…