«31 noches», de Ignacio Escolar, por Jesús Lens

Jesús Lens Espinosa de los Monteros Me gustan las historias contadas por un muerto. No me refiero a historias de zombis (que también) o de terror, sino a las historias normales, negras y criminales, que comienzan con un muerto que tiene algo que contar. El ejemplo por antonomasia es, por supuesto, El crepúsculo de los…