Novela: «La muerte en Lagos», de Juan Lueiro

Sergio Torrijos Martínez “Pero, sin duda alguna, los negocios más concurridos al caer el sol eran los salones de peluquería y belleza. Generalmente, tenían una distribución en tres partes claramente delimitadas. En el porche, colocaban unos bancos en los que las aprendizas hacían los trabajos más sencillos a precios populares. En el interior, había una…