“El campo del alfarero”, de Andrea Camilleri, por Francisco José Jurado

Francisco José Jurado

En esta ya decimoséptima entrega de la saga -que se dice pronto-, el comisario Montalbano debe descubrir la identidad de un cadáver descuartizado que aparece semienterrado en un campo de arcilla, un lodazal infame cercano a Vigatá que sus habitantes conocen como «el campo del alfarero» (Ú criterù, en siciliana parla), nombre que viene a coincidir con el bíblico terreno que los Sumos sacerdotes de Israel compraron con las 30 monedas que Judas les arrojó al suelo tras ser consciente de su traición. Como es sabido para un lector mediano de los textos sagrados (como sois todos vosotros), dicho solar baldío lo dedicaron a camposanto: de extranjeros, herejes y suicidas. Si a ello unimos que el cadáver aparece despiezado en 30-trozos-30, sí, sí, igual que las monedas, pues la trama está en marcha. Y no digo más.

Pues bien, ya que hemos traído a colación al bermejo traidor, añadamos que, en efecto, la traición, el amor desmedido, los mediterráneos celos…, eso y mucho más conforman la intriga y el argumento de esta novela, una narración en la que encontramos todas esas típicas y reconocibles características de Camilleri que tanto nos gustan: a) una trama aparentemente muy compleja que luego no lo es tanto tras el fino análisis del comisario -o sea, justo lo contrario de algunas milongas que nos encasquetan por ahí-; b) un adecuado uso de los personajes secundarios, que conforman un ambiente fácilmente reconocible, siempre tamizado por el humor. Dígase aquí la impagable aportación de Fazio en la resolución de las subtramas familiares, o la capital importancia que en la trama básica protagoniza el subcomisario Mimí Augello. De Catarella no hablamos, ese alcanza ya la categoría de mito pop de la Literatura negra; o c) esa presencia constante de la Mafia, que está sin estar del todo pero que nunca desaparece, y que en «El Campo del Alfarero» adquiere carta de notoriedad, pues Camilleri nos habla sin ambages de las estrechas relaciones entre las distintas franquicias del crimen organizado, en este caso los sicilianos y los calabreses de la d’ ndranghetta.

Todo eso y mucho más: Livia, el amor que nunca está del todo pero siempre aparece; Bocadasse y Montelusa, los salmonetes y los pulpitos en salsa, la sorna y la retranca del comisario, el faro al final del puerto donde éste se va a reflexionar. Puro Camilleri.

Pero tras leer esta novela, me ha quedado un poso amargo, que en nada tiene que ver con la Literatura, sino con una evidencia objetiva. E indiscutible: el desmesurado paso del tiempo, ya lo dijo Heráclito, no vamos a reflexionar aquí sobre eso.

Pues bien, si el sabio dijo que la vida es un ritornello, volvamos sobre nuestros pasos y recordemos el inicio. Me explico: este escrito principiaba reseñando que «El Campo del alfarero» es ya la decimoséptima novela con Montalbano como protagonista. 17 historias quizás sean muchas, intuye el lector. De hecho, es el propio personaje quien nos habla varias veces -en sus impagables meditaciones- de que se siente ya muy viejo, de que le empiezan a faltar condiciones físicas y ligereza mental. En concreto, durante una visita a su jefe y en medio de un tenso diálogo, Montalbano nos dice su edad: tiene 61 años, pues nos revela que nació en 1950 (y el libro está escrito en el presente 2011). Si a ello unimos que su creador ya ha cumplido los 86…

Hace poco supimos que Ian Rankin y el señor Mankell nos jubilaban a John Rebus y al taciturno Kurt Wallander.

Creo que tendremos que ir preparándonos para lo peor.


El campo del alfarero
Andrea Camilleri
Trad.: María Antonia Panini Pagés
Salamandra

5 comentarios en ““El campo del alfarero”, de Andrea Camilleri, por Francisco José Jurado

  1. Pingback: Reseña: El campo del alfarero, de Andrea Camilleri | The Game's Afoot

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s