Canciones dedicadas: “Gangsta’s Paradise”. Coolio

“Gangsta’s Paradise”, o lo que viene siendo en cristiano “El paraíso del pandillero”, interpretada por el rapero estadounidense Coolio, pertenecienta a la banda sonora de la película “Mentes peligrosas”, con Michelle Pfeiffer al frente del reparto.

Temazo. Sin más.

¿Quieres contarme de qué va todo esto?

Mientras camino por el valle de la sombra de la muerte,
echo un vistazo a mi vida,
y veo que no dejo mucho atrás.
Porque he estado desmadrándome y riendo por tanto tiempo que incluso mi madre cree que he perdido la cabeza.
Pero nunca me enfadé con un hombre que no lo mereciera
Podría ser tratado como a un punk,
sabes que es insólito.
Deberías vigilar lo que dices
y por dónde caminas,
o tú y tus amigos podéis ser dibujados en tiza (en el suelo)
Realmente odio viajar (en el sentido de drogado)
pero tengo que hacerlo tío.

Mientras crezco me veo a mí mismo
en el humo de la pistola, idiota.
Yo soy el tipo de tío que los pequeños quieren ser.
Sobre mis rodillas por la noche,
diciendo oraciones a la luz de las farolas.

Gastando la mayoría de sus vidas,
viviendo en el paraíso del pandillero.
Gastando la mayoría de sus vidas,
viviendo en el paraíso del pandillero.
Seguimos gastando la mayoría de nuestras vidas,
viviendo en el paraíso del pandillero.
Seguimos gastando la mayoría de nuestras vidas,
viviendo en el paraíso del pandillero.

Ellos tienen la situación controlada,
y me tienen a mí enfrentándola,
no puedo vivir una vida normal,
fui criado en el respeto a los galones

por lo que tengo que depender del equipo de la capucha.
Tanto ver la televisión me tiene persiguiendo sueños,
soy un tonto educado con el dinero en mi cabeza,
Con 10 (dólares) en mi mano y un brillo en los ojos,
soy un pandillero con gafas oscuras

que cruza el territorio enemigo.
Y los míos están detrás así que no despiertes mi ira, idiota.
La muerte no es nada salvo un latido lejano,
estoy viviendo la vida, hazlo o muere, ¿qué puedo decir?
Ahora tengo 23 años, pero ¿viviré para los ver los 24?
No sé como ocurrirán las cosas.

Dime por qué estamos tan ciegos para ver
que a los que hacemos daño es a ti y a mí.

Gastando la mayoría de sus vidas,
viviendo en el paraíso del pandillero.
Gastando la mayoría de sus vidas,
viviendo en el paraíso del pandillero.
Seguimos gastando la mayoría de nuestras vidas,
viviendo en el paraíso del pandillero.
Seguimos gastando la mayoría de nuestras vidas,
viviendo en el paraíso del pandillero.

Poder y dinero, dinero y poder,
minuto tras minuto, hora tras hora,
todo el mundo corriendo, pero la mitad no están mirando
qué está pasando en la cocina (Hell’s Kitchen: barrio de NYC).
Pero no sé qué se está cocinando,
dicen que tengo que aprender,
pero no hay nadie aquí para enseñarme.
Si no lo pueden entender, cómo pueden alcanzarme.
Supongo que no pueden, supongo que no lo harán,
supongo que ellos mandan,
por eso sé que no hay suerte en mi vida, idiota.

Gastando la mayoría de sus vidas,
viviendo en el paraíso del pandillero.
Gastando la mayoría de sus vidas,
viviendo en el paraíso del pandillero.
Seguimos gastando la mayoría de nuestras vidas,
viviendo en el paraíso del pandillero.
Seguimos gastando la mayoría de nuestras vidas,
viviendo en el paraíso del pandillero.

Dime por qué estamos tan ciegos para ver
que a los que hacemos daño, es a ti y a mí.
Dime por qué estamos tan ciegos para ver
que a los que hacemos daño, es a ti y a mí.

 

Puedes seguirnos en Google+, Twitter y Facebook



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s