Novela: “En el otro bolsillo”, de Laura Balagué Gea

Ricardo Bosque

Por fin, una buena noticia en el aspecto sanitario en este infausto 2020: vuelve la agente Carmen Arregui y lo hace protagonizando un nuevo caso que arranca en un centro de salud y gira en torno a la misteriosa segunda vida de una auxiliar de clínica que, por otra parte, se desempeña de un modo ejemplar (casi demasiado) en el aspecto profesional. Y la primera imagen de la novela muestra a Bond, James Bond, blandiendo una jeringuilla en la mano en un cartel que reza “Licencia para vacunar” como parte de una campaña contra la gripe, lo que demuestra que la novela comenzó a escribirse algún tiempo a. de C. (ya saben, antes del Confinamiento).

En el otro bolsillo es una novela en la que Carmen y su equipo médico habitual (Lorena, Aduriz y Fuentes) deberán bucear en esa otra vida de una mujer aparentemente sobria, adusta, casi desagradable por su frialdad pero que, poco a poco, se va manifestando como una excelente bailarina y usuaria avanzada de aplicaciones de contactos tipo eDarling o Meetic, contactos, casi siempre, de los de usar y tirar. 

Como ya es marca de la casa, Laura Balagué nos ofrece una investigación paciente y meticulosa, rascando donde no hay nada que rascar, bordeando lo legal en ocasiones para desesperación de la agente y aprovechando para regalarnos esos momentos de costumbrismo en los que conocemos más la vida personal de la protagonista, esos asuntos familiares de los que ya vamos siendo cómplices los adictos a esta mujer policía.

En cuanto a su equipo, si en novelas anteriores habíamos podido cotillear en la intimidad de Lorena o Aduriz, en esta ocasión será Fuentes quien sorprenda al lector, al tiempo que a la propia Carmen, con ciertos arranques de humanidad, empatía o corrección política. Pero no teman, es todo un espejismo: Fuentes seguirá siendo el mismo cavernícola de siempre.

Tras Las pequeñas mentiras y Muerte entre las estrellas, Carmen Arregui se confirma con En el otro bolsillo como una de mis investigadoras de cabecera, esa mujer a la que recurrir cuando toda lectura te cansa, te supone un esfuerzo inasumible y deseas pasar unas cuantas horas en inmejorable compañía. La lástima es que sus historias se me hagan tan cortas, pero ya saben lo que dijo mi paisano: “Lo breve, si bueno…”

En el otro bolsillo
Laura Balagué Gea
Erein

Puedes seguirnos en Telegram, Twitter y Facebook

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s