Informe sobre NNegra de Arona

Jefe:

El chivatazo era bueno. Aquí, en el Sur de Tenerife, entre el lunes 2 y el jueves 5 de mayo del corriente ha tenido lugar la anual reunión de sospechosos. Con el pretexto de las Jornadas de Novela Negra de Arona, diversos individuos de reconocida trayectoria se han encontrado con otros de historial reciente pero muy abultado y han recorrido estas playas y paseos presumiendo de sus fechorías y aun permitiéndose fomentar entre los lectores más jóvenes sus vicios. Ya sabemos cuáles son esos vicios (la literatura y la escritura; el pensamiento serio acerca de los mecanismos psicológicos y sociológicos del crimen como excepción a la realidad que desvela los mecanismos ocultos de esta; la idea, acaso menos seria, de que la amenidad forma parte del hecho literario) y sabemos por experiencia lo peligrosos que son para el orden y la ignorancia necesaria para la cohesión social.

Según he podido averiguar, ya otros años, por estas fechas, se han dado cita aquí individuos como Eugenio Fuentes, Raúl Argemí, Juan Madrid, Antonio Lozano o José Luis Correa.

Esta vez ha habido tres sospechosos locales: Nicolás González Lemus, quien, tras su apariencia de respetabilidad, oculta a un verdadero experto en los históricos escarceos de Agatha Christie por estos pagos; Mariano Gambín García, un abogado e historiador que ha decidido saltar (con mucho éxito, por cierto) a este terreno resbaladizo y en su primera fechoría (Ira Dei) recorre los lugares más oscuros de la ciudad de La Laguna; Miguel Ángel Rábade, peligroso librero local que oculta sus actividades tras la inocente apariencia de un profesor de Clásicas; y un rufián grancanario (además reincidente), un tal Alexis Ravelo que sostiene que Los tipos duros no leen poesía.

Paco Camarasa, librero negrocriminal

Pero lo más preocupante ha sido la presencia de Paco Camarasa, un conocido capo que ha llegado desde Barcelona con una historia completa de la novela negrocriminal, haciendo proselitismo entre las hasta ahora plácidas y ordenadas mentes locales.

Y, por si esto fuera poco, también se ha hecho presente aquí Lorenzo Silva (usted estará ya al tanto de su extenso historial), que, bajo el pretexto de hablar acerca de nuestra gloriosa Benemérita, saca a la luz los defectos y desajustes de este sistema tan estupendo del que gozamos.

Como ya le adelantaba más arriba, no contentos con eso, se han atrevido a contaminar las mentes de los más jóvenes, invadiendo los institutos del municipio (Ichasagua, Los Cristianos, Cabo Blanco, Guaza, Las Galletas), animando al inocente alumnado a cometer sus primeras fechorías literarias.

De izda. a dcha., Miguel Ángel Rábade, Paco Camarasa, Lorenzo Silva y Alexis Ravelo

Pero lo más terrible es que todo esto ocurre con el beneplácito de las autoridades locales y la complicidad de una peligrosa bibliotecaria (Mercedes Chinea, a quien habrá que vigilar de cerca) y de diversos profesores de esos institutos. No es menos inquietante la presencia de una banda lagunera que se reúne en una librería situada en un pasadizo en la zona de La Concepción. El sitio se llama Mistério y bajo el pretexto de vender té también trafican con libros.

Hasta aquí este informe, que finalizo con mi más firme recomendación de analizar de forma más exhaustiva los posibles efectos de estas reuniones y estar mejor preparados la próxima primavera. Adjunto lista de sospechosos y pruebas documentales.

Sin más, se despide:

El Agente de la Peninsular

Un comentario en “Informe sobre NNegra de Arona

  1. Pingback: Ceremonias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s