“Desapareció una noche”, de Dennis Lehane, por Sergio Torrijos Martínez

Sergio Torrijos Martínez

Esta es la cuarta novela de la serie dedicada a los detectives Kenzie y Gennaro, serie publicada en nuestro país por RBA. Aunque, curiosamente, fueron otras novelas las que dieron fama al autor, en especial Mystic River yShutter Island, ambas llevadas al cine por Clint Eastwood y Martin Scorsese respectivamente. Resulta curioso que este autor sea más conocido a través de la adaptación de algunas de sus novelas a la gran pantalla que por sus libros.

Dennis Lehane tiene un estilo muy propio, muy detallado, que hace que sus novelas sean muy personales. No le importa que tengan una extensión u otra, o que la trama vaya un poco a su aire, como se percibe en esta novela, donde parece que en algún momento se desvía en demasía del hilo argumental, pero son meandros de un río que al final consigue encauzar.

En esta novela, aparecen otros elementos propios del autor como la culpa, el sistema judicial americano, la tristeza, la pena, ese Boston de barrios humildes con personajes que rozan lo siniestro y esos policías que figuran en lo sublime. Pues tienen momentos que dan más miedo que los propios delincuentes y estos no son tiernos precisamente:

“Big Dave Strand era el propietario y el barman principal del Filmore Tap. Era, en honor a su nombre, grande –medía, como mínimo, un metro noventa y cinco y su grueso cuerpo daba la impresión de tener la carne apilada en capaz, en vez de ensancharse físicamente a medida que el cuerpo crecía-. Big Dave tenía un poco de barba y bigote alrededor de los labios; también tenía ambos bíceps tatuados del verde oscuro característico de la cárcel. El del brazo izquierdo era un dibujo de un revólver con la palabra QUE TE escrita debajo; el del brazo derecho aparecía una bala atravesando un cráneo con la palabra JODAN.”

El argumento discurre a medio camino entre una investigación policial y los bajos fondos de Boston, un camino sembrado de cadáveres y de juego sucio, pues esta novela tiene momentos verdaderamente truculentos. No le tiembla el pulso al escritor al describir escenarios, torturas o salvajadas de calibre y tiene momentos en los que provoca verdadera dentera, dando una pátina de realidad muy destacable.

También, y es un punto a su favor, están presentes dos asuntos muy importantes: uno es la justicia en su sentido más básico de la palabra; el otro, la responsabilidad, pues trata en especial sobre los menores y la oscuridad que a veces se cierne sobre ellos y la protección que se les presupone a sus padres. Algo que suena de otras novelas del escritor, ¿verdad? Ese tratamiento que hace Lehane es de gran mérito, pues no se dedica a llorar por las esquinas de lo malo que es el mundo, muestra sin tapujos lo que ocurre en realidad y esa manera un tanto fría y aséptica de narrarlo estremece más que cualquier otra forma de hacerlo.

Aunque existan esas capas que dan un bonito tono a la novela, en el fondo es una historia clásica de detectives con reflexiones tan acertadas como ésta:

“Quizá, pensé en una ocasión, me había hecho detective privado porque odiaba saber lo que iba a pasar a continuación. Quizá Angie se hizo detective porque necesitaba saberlo.”

En resumen una novela muy destacada, entretenida, que se devora en un periquete y que nos muestra a un escritor con verdadero talento, metódico a la hora de planear la novela y que nos arrastra tras la trama sin cesar. No es un estilista de la palabra ni tampoco lo pretende, es novela de género, con cierto salvajismo y personajes que por sí mismos podrían soportar una saga. Les puedo asegurar que si superan las primeras cinco páginas terminarán leyendo la totalidad de la novela, al menos por la sensación de saber qué ocurrirá al final.

 
Desapareció una noche
Dennis Lehane
Trad.: María Vía Giménez
RBA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s