Dos en uno: Sascha Arango y Nic Pizzolatto, por Alexis Ravelo

Alexis Ravelo (@AlexisRavelo1)

Parecidos, que no iguales

Casi al mismo tiempo he podido leer dos libros de dos autores muy diferentes que, sin embargo, comparten ciertos parámetros extraliterarios: ambos son de mediana edad, guionistas de series exitosas; sus dos libros son sus primeras novelas, están siendo muy vendidos y ambos tendrán, muy probablemente, adaptación cinematográfica. Las semejanzas se agotan en que, además, pertenecen al género negro.

la verdad y otras

Ahora, las diferencias: Sascha Arango, alemán de origen colombiano, uno de los guionistas de Tatort (una serie policial alemana que lleva en antena desde ¡1970!) se ha estrenado literariamente con La verdad y otras mentiras. La novela cuenta la historia de Henry Hayden, ese tipo que todos los tipos quieren ser a quien todas las tipas querrían pillar: un escritor de éxito joven, guapo, casado con una mujer interesante con quien vive en una casa de campo; conduce un deportivo, tiene fans a patadas y tiene que sacarse a las mujeres de encima a manotazos. Pero Hayden oculta un par de cosas. Para empezar, está liado con su editora, una chica que se llama Betty y que un día se presenta con un positivo en el Predictor. Pero el amigo Hayden no quiere dejar a su mujer. Es más, no puede hacerlo, por causa de otro secreto que voy a tener que callarme para no estropearte la primera supuesta sorpresa del libro (digo «supuesta» porque si has leído más de diez libros en tu vida te lo vas a oler desde la página dos). Así las cosas, Hayden va a tener que buscar una solución para sacarse a Betty (y al bombo de Betty) de encima. A partir de aquí, se despliega un argumento lleno de imposturas, malentendidos, errores fatales y continuos giros. El personaje de Hayden está muy cercano al Tom Ripley de Patricia Highsmith: un tipo ambiguo, de gustos más o menos refinados y pasado oscuro, capaz de lo mejor y de lo peor y, por supuesto, un maestro de la mentira. Hay otros personajes muy interesantes en la novela: Martha, la propia mujer de Hayden; un antiguo compañero de colegio que se la tiene jurada y Obradin, un pescador servio amigo de Hayden y que me parece un absoluto filón.

Arango cuenta las cosas limpia y rápidamente, maneja bien el humor y la intriga y nos mueve a reflexiones interesantes. Pero quizá se equivoca en una cosa: la novela tiene tantos giros argumentales, él parece tan empeñado en sorprendernos a cada momento, que a veces los personajes pierden entidad y echamos en falta que se profundice un poco más en sus personalidades. Para una buena novela, con uno o dos giros argumentales es suficiente: no es necesario introducir seis o siete, pues se corre el riesgo de que, como es el caso, los personajes acaben algo desdibujados. Y es una pena, porque el planteamiento es muy interesante y tanto protagonistas como secundarios son verdaderos filones narrativos. No obstante, no es una mala primera novela, se deja leer bien y nos puede hacer pasar un fin de semana.

Gavelston_135X220

Nic Pizzolatto, en cambio, es un yanqui de Nueva Orleans que te sonará porque es el creador y guionista de esa serie oscura, literaria y deslumbrante que es True Detective. Galveston es su primera novela, pero no su primer libro (se ha hecho como narrador en el cuento) y se publicó en Estados Unidos en 2010, antes de la serie. En cualquier caso, solo ahora, en 2014, Salamandra Black la ha podido publicar en España.

¿Qué es Galveston? Yo me atrevería a decir que uno de esos libros que nacen con olor a clásico, un fogonazo de buena literatura, una novela tan cruel como compasiva que nos trae personajes y situaciones nacidas en el lugar común, pero que pronto comienzan a violar el estereotipo y todo eso (lo más importante) con un estilo tan duro como poético. La historia la protagoniza un matón de Nueva Orleans, Roy Cody, que se enfrenta a dos sentencias de muerte: la que ha dictado su jefe, Stan Ptitko, y la que ha dictado una radiografía en la que sus pulmones aparecen invadidos por el cáncer. Intentando huir de ambas, se cruzará en su camino Rocky, una prostituta de dieciocho años que supondrá para Cody una oportunidad de redención. Con tanta dureza como ternura, de forma violentamente sentimental, Pizzolatto te lleva desde la primera palabra hasta la última en un viaje por el dolor de la memoria y la última esperanza de un pobre tipo de hacer en la vida algo que dignifique esos años que ha pasado por ella.

Y sí, Galveston, como La verdad y otras mentiras, también da para un fin de semana, pero luego no se olvida tan fácilmente.

La verdad y otras mentiras. Sascha Arango. Seix Barral
Galveston. Nic Pizzolatto. Salamandra Black
 
firmatwitterravelo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s