“La banda de los Sacco”, de Andrea Camilleri, por Jesús Lens

saccoJesús Lens Espinosa de los Monteros

En esta vida hay libros y libros. Y autores y autores. Los hay negros, criminales, policíacos, forenses, thrilleros, espías…

Y más allá, está Camilleri.

Camilleri es uno de esos autores que se han convertido en un género en sí mismos. Un escritor del que hay que leer todo lo que escribe, incluida la lista de la compra.

“Esta historia, absolutamente auténtica, he podido escribirla solo porque Giovanni Sacco, uno de los seis hijos de Girolamo, me ha invitado a contar las vicisitudes de su familia y me ha proporcionado documentos oficiales, escritos familiares y también las actas del proceso. He intentado contar, a través de este western de la Cosa Nostra, para usar un título de Sciascia, cómo la mafia no solo mata, sino que, allí donde el estado está ausente, también condiciona y trastorna irreparablemente la vida de las personas”.

¿Qué más añadir a un descripción y un resumen tan absolutamente precisos, preclaros y perfectos?

Pues que Camilleri, por supuesto, acierta. Una vez más.

Porque La banda de los Sacco es una narración (llamarlo novela no sería apropiado) prodigiosa que sitúa al lector en el tiempo y en el espacio de forma inmediata. Estamos en los años 20 del pasado siglo, en el pueblo de Raffadali, provincia de Agrigento, Sicilia.

Luigi Sacco ha inculcado a sus hijos la pasión por el trabajo duro y bien hecho, por la honradez y la generosidad. De formación socialista, la familia Sacco prospera gracias a su buen hacer, habiéndose ganado el respeto, la consideración y la admiración de sus vecinos.

De repente, llega una carta anónima. Poco después, otra. Y, casi de inmediato, un intento de robo. Las cosas están a punto de cambiar. Porque los Sacco van a los carabinieri a denunciar la situación, pero éstos no saben qué hacer. ¿Cómo se les ocurre a aquellos chavales denunciar a la Mafia, en vez de plegarse a sus exigencias, como viene haciendo toda la comunidad desde tiempos inmemoriales?

A partir de ahí, comienza el western. Porque los Sacco deciden enfrentarse no solo a la organización que trata de extorsionarles, sino a la policía que les ampara y a los vecinos que, con su silencio, permiten que el crimen organizado fructifique y se haga cada vez más fuerte.

La banda de los Sacco es una reveladora lectura para cualquier persona, esté más o menos ducha en la historia de la Mafia. Carta a carta, acción a acción, reacción a reacción; el lector verá perfectamente cómo la Omertá lleva a la ruina y al desastre no solo a una familia, sino a toda una sociedad. Cómo la empobrece, la envilece y la contamina.

Seremos testigos de investigaciones policiales adulteradas, de juicios que en realidad son farsas, de sentencias sonrojantes, de durísimas condenas y, sobre todo, de la dignidad de los Sacco, tipos duros, coherentes y luchadores a los que las circunstancias obligaron a echarse al monte, debidamente armados.

La banda de los Sacco es un texto exhaustiva y perfectamente documentado, esencial para conocer cómo se fraguaron las historias de tipos como el Siciliano o el mismo Vito Andolini, antes de llegar a Nueva York y convertirse en Corleone.

 

La banda de los Sacco
Andrea Camilleri
Trad.: Juan Carlos Gentile Vitale
Destino

Puedes seguirnos en Google+, Twitter y Facebook

5 comentarios en ““La banda de los Sacco”, de Andrea Camilleri, por Jesús Lens

  1. Pingback: La banda de los Sacco | Pateando el mundo

  2. Hay algo en ese ensayo novelado que me preocupa: Camilleri dice en un momento dado (pág. 91) lo siguiente: “También porque ahora hay quien sostiene que, si en la época de la marcha sobre Roma todos los socialistas hubieran actuado como están haciendo ahora los Sacco, el fascismo nunca habría alcanzado el poder”.
    Es un buen principio para discutir sobre el papel de la violencia, pues los hermanos Sacco se protegen de la mafia con las mismas armas que ella, en la lucha contra los enemigos de la libertad.
    He aquí lo que puede ser un buen punto de partida para la discusión.

    • “… se protegen de la mafia con las mismas armas que ella, en la lucha contra los enemigos de la libertad”, quise añadir, que se escapó: “¿es legítima la violencia?”
      Ese es el punto de partida para la discusión.

  3. Es la obra de Camilleri que menos me ha gustado. Demasiadas ambigüedades, demasiados cambios de nombres (dejando muchos de ellos en la oscuridad), demasiado jugar con el odio a la mafia pero dejando siempre un resquicio, una salida, que es lo que hace en otras novelas (y no digamos en la serie de la RAI). Demasiado jugar con lo que dicen otros quedando él “libre de culpa”, visto la persecución que sufrió (y eso también habría que matizarlo, puesto que yo creo que si la mafia decide cargarse a Saviano, se lo carga) Saviano.
    No dudo que esté bien escrita, pero hay algunas lagunas y hay demasiados “dice Alfonso”, “dice otro”, “dice el de más allá”… y, al final, no sabemos qué dice Camilleri, aunque lo diga muy bien.
    Creo que el ensayo novelado se salva con esa llamada a la violencia -que naturalmente dicen otros- contra la mafia, y que, si somos lectores normales, lo podemos ampliar a los los enemigos de la libertad, por ejemplo el fascismo, a las dictaduras, sean éstas por mayorías absolutas en esa llamada “democracia” (“y no lo es), o en simples dictaduras totalitarias.
    En Castilla decimos aquello de que “quien tuvo, retuvo”. Y Camilleri retiene, mantiene, pero muy matizado.

  4. Pingback: Reseña: “Una voz en la noche”, de Andrea Camilleri | Revista Calibre .38

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s