Reseña: “Una voz en la noche”, de Andrea Camilleri

Una voz de noche_135X220Ricardo Bosque

Hay quien cumple libros como la mayoría de los mortales cumplimos años. Un ejemplo claro de esto, don Andrea Camilleri, que cada año acude fiel a la cita que desde hace mucho tiene con sus fieles seguidores para ofrecernos una nueva obra, ya sea de las protagonizadas por el bueno de Montalbano u otras escritas al margen de esta excepcional serie, como las muy recientes La banda de los Sacco o El caso Santamaria.

Tras esta última, publicada hace apenas unos meses, le tocaba al de Vigàta, otro que cumple años en el transcurso de Una voz en la noche, 58 para ser exactos. Y, salvo que le encuentro con algo menos de apetito de lo habitual (incluso con algún problema digestivo tras la ingesta de las delicias cocinadas por Adelì o por Enzo), Salvo está en plena forma, hecho un chaval, y lo demuestra resolviendo un complicado asunto que, como suele suceder en las novelas del siciliano, tiene a la mafia local como un personaje más, como parte del decorado, como un mal inevitable que toca a todas las capas de la sociedad, desde asalariados a políticos, pasando por figurines del periodismo, y con el que no queda otra que convivir como buenamente se pueda.

En esta ocasión, el punto de partida -incidente en la autopista al margen- es el extraño robo cometido en un supermercado controlado por la familia Cuffaro y dirigido por Guido Borsellino, quien aparecerá suicidado tras el interrrogatorio a que es sometido por Montalbano y su colega Mimì Augello, incidente que aprovechará de inmediato Pippo Cara de culo de gallina Ragonese para tratar de desprestigiar al comisario a través de sus informativos de TeleVigàta, algo que a su vez aprovechará Salvo para ridiculizar a Ragonese con la colaboración de su buen amigo Nicilò Zito, de la rival Rete Libera.

Nada nuevo bajo el sol, dirán ustedes, pero es que lo hace tan bien el ya nonagenario Camilleri que terminas una de sus entregas y ya estás esperando la siguiente para comprobar si nuestro comisario favorito consigue ser todavía más cáustico, escéptico, irreverente y alocado -sí, la locura bien entendida no es patrimonio exclusivo de la juventud, también puede ser un gran recurso de los, digamos, maduritos- que en la que acabamos de cerrar. Y en Una voz en la noche lo es, y mucho.

De momento, y hasta que llegue la siguiente -si seguimos la tendencia, en 2017- hagánse un favor, lean ésta y disfruten de la frescura, la mordacidad y la inteligencia que demuestra Camilleri en la última.

 

Una voz en la noche
Andrea Camilleri
Trad.: Carlos Mayor Ortega
Salamandra

Un comentario en “Reseña: “Una voz en la noche”, de Andrea Camilleri

  1. Pingback: Review: A Voice in the Night, 2016 (Montalbano #20) by Andrea Camilleri (Trans. Stephen Sartarelli) – A Crime is Afoot

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s