“Trauma”, de Erik Axl Sund, por Teresa Suárez

traumaTeresa Suárez

Ha sido una laaarga travesía por el fastidio y el aburrimiento. Seguir leyendo un libro, cuando ardes en deseos de cerrarlo de un golpe y abandonarlo en el fondo de una estantería segura de que no volverás a acordarte de él, se te hace muy cuesta arriba.

Aunque Persona, la primera parte de esta trilogía que nunca debió haber sido tal, me pareció lo que ya saben que me pareció, prometo que he intentado leer Trauma con la mente abierta, deseosa de encontrar algún elemento que me hiciera pensar que esta novela era un producto mejor que la primera. Pero no ha sido el caso.

A lo largo de las 406 páginas he tenido más de un déjà vu porque lo que leía no me resultaba novedoso en absoluto. De hecho, los mismos fallos que encontré en la primera parte se repiten estrepitosamente en la segunda.

Para mi es evidente que del binomio que forma Erik Axl Sund, es decir Jerker Eriksson o Häkan Axlander Sundquist, uno de los dos estudia o es aficionado a la Psicología (probablemente Jerker que, por lo que parece, trabaja actualmente como bibliotecario en una prisión), de ahí el terco empeño en utilizar y explicar términos psicológicos, en esta ocasión en concreto lo que es, significa y supone un trauma: “La práctica clínica y la investigación sobre la memoria apoyan la idea de que los acontecimientos traumáticos de la infancia pueden ser almacenados y a la vez ser inaccesibles. Desde el punto de vista jurídico, cuando se presenta una denuncia puede haber un problema si se manejan recuerdos de ese tipo para probar que la presunta agresión ocurrió. Pero tampoco hay que descartar el riesgo trágico de que se acuse erróneamente a un inocente y sea condenado”. ¡Uffss!

¿Forma? Capítulos cortos que te hacen saltar de un lugar a otro en un intento, no sé si premeditado, de que no te des cuenta de lo simplones que resultan. Vocabulario limitado. Diálogos escasos y flojos. Personajes desvaídos. Investigadores aletargados. Y la permanente insistencia de los autores en contar la historia desde la mente de la policía, de la psicóloga, de las víctimas o del patólogo forense, lo que únicamente sirve para volver una y otra vez sobre lo mismo sin aportar nada nuevo.

¿Trama? Maridos incestuosos que intercambian hijas con sus colegas como si de cromos se tratara, mujeres sumisas que saben pero callan, abusadores todos, que se reúnen una vez al mes en fundaciones, casi secretas, para seguir perpetuando su forma de vida, y la aparición de un ángel vengador dispuesto a barrer del mundo tanta escoria.

En esta ocasión matamos adultos, no niños, y añadimos elementos escatológicos al conjunto para dar más asco. Su insistencia en describir, minuciosamente, golpes, desmembramientos o violaciones anales, me sigue dejando fría e indiferente.

Lo cierto es que tanto en Persona como en Trauma los autores demuestran un empeño feroz en provocarnos la nausea. Pero no lo consiguen.

Y como no da para más, ¡esto es todo amigos!

¡Ah! se me olvidaba, como no soy masoquista creo que ya he cumplido, por lo que desde aquí invito a que algún voluntario se anime a leer y comentar Catarsis, la última parte, para que Calibre 38 pueda cerrar este círculo pelín maldito.

¿Quién se anima?

Trauma

Erik Axl Sund
Trad.: Joan Riambau Moller
Roja & Negra

Puedes seguirnos en Google+, Twitter y Facebook


Un comentario en ““Trauma”, de Erik Axl Sund, por Teresa Suárez

  1. Yo si llegué hasta el final y a Catarsis se le puede aplicar cada una de las observaciones que ya has hecho. Quiza se podría añadir que se produce un cambio en la estructura: si Persona y Trauma tienen una larga parte inicial en la que se estancan los acontecimientos y una final, corta, en la que se resuelve algo, Catarsis invierte la estructura de forma que al inicio quedaba muy delimitado el relato y el desenlace y una parte final que se alarga innecesariamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s