“Entry Island”, de Peter May, por Ricardo Bosque

Entry Island_135X220Ricardo Bosque

Vuelve a España Peter May, autor de la muy recomendable Trilogía de Lewis, integrada por las novelas La isla de los cazadores de pájaros, El hombre sin pasado y El último peón y protagonizadas por el policía escocés Fionnlag Macleod. Y vuelve de la mano ahora de la cada vez más imprescindible editorial Salamandra Black para confirmar ese dicho de que “si algo funciona, ¿para qué cambiarlo?”

Porque, con diferente protagonista, Peter May sigue haciendo lo que tan buen resultado le da: aprovechar una trama criminal -lo que para algunos lectores resultará lo menos trascendente en sus novelas- para contarnos un pedazo de historia de Escocia. Concretando más, de la Escocia representada por su islas más septentrionales, por esas Hébridas que tan bien conoce el autor.

En esta ocasión, la acción principal, la que transcurre en la actualidad, se traslada a Canadá, a un archipiélago situado a la entrada del golfo de San Lorenzo. Como punto de partida, el asesinato de un empresario local, James Cowell, que será investigado por un equipo al que ha sido invitado el sargento Sime Mackenzie, de la Division des enquêtes sur les crimes contre la personne de la Sûreté de Police de Quebec. ¿La razón? Su dominio del inglés, necesario para desenvolverse en Entry Island, rareza angloparlante dentro de una región oficial y naturalmente francófona. Dentro del equipo, para dar más color y tensión a la trama, Marie-Ange Mackenzie, analista forense y exesposa de Sime.

Como es habitual en las novelas de May, Entry Island se desarrolla en dos espacios físicos y temporales que nos llevan de la actual costa canadiense a las Hébridas de mitad del siglo XIX y con dos voces narrativas diferentes: una tercera persona desde el punto de vista de Sime Mackenzie para la historia actual y una primera persona -la de un antepasado del sargento con quien comparte nombre y apellido- para meternos de lleno en los dramáticos episodios que supusieron el éxodo de cientos de miles de irlandeses y escoceses, expulsados a la fuerza por sus amos en una época en la que a los esclavos se les denominaba eufemísticamente “siervos de la gleba”.

En un entorno tan cerrado como el que constituye una isla de poco más de seis kilómetros cuadrados y unos pocos cientos de habitantes, no es raro que todo apunte a la viuda, Kirsty Cowell, como candidata número uno para encabezar la lista de sospechosos. Al menos eso es lo que piensa el equipo de investigadores a excepción del sargento, quien, además, está convencido de conocer de algo a la mujer.

Y ahí es cuando se nota la maestría de May, su dominio de la técnica literaria para, en un ejercicio un tanto arriesgado, trasladarnos casi 200 años atrás a través de los recuerdos casi oníricos del sargento basados en los diarios de su tatarabuelo que su abuela tenía por costumbre leerles, tanto a él como a su hermana Annie, en las largas y frías noches de su infancia. Unos recuerdos en los que conoceremos a otra Kirsty y a otro Sime, inevitablemente separados por su pertenencia a clases sociales radicalmente opuestas; a través de los que el autor nos contará como miles de isleños fueron expulsados de su tierra por unos señores ingleses que veían más rentable ser amos de ovejas que de personas.

Evidentemente, ambas historias deben converger necesariamente en algún punto, en ése que conduzca a la resolución del asesinato de Cowell, algo que, a pesar de la dificultad que entraña, resuelve el autor con pasmosa naturalidad, consiguiendo que nada chirríe en las más de cuatrocientas páginas que mantendrán en todo momento el interés y la implicación personal del lector.

Muy recomendable novela de intriga, histórica e incluso, por qué no decirlo, romántica, que hará las delicias de los seguidores del escocés. Una novela que habla de la identidad cultural que deberían leer, también, quienes todavía no hayan tenido ocasión de disfrutar de la exquisitez literaria de este autor.

 

Entry Island
Peter May
Trad.: Mª Cristina Martín Sanz
Salamandra Black
 
 

 

Un comentario en ““Entry Island”, de Peter May, por Ricardo Bosque

  1. Hola, para las que hay veces que no sabemos que leer. Es muy útil.
    Poco o nada podré aportar, pero a mi me reporta información
    Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s