Canciones dedicadas: “Folson Prison Blues”. Johnny Cash

Johnny Cash, el hombre de negro (vestía de ese color en homenaje a los olvidados por la sociedad). Casi 160 puntos de cociente intelectual. Religioso, adicto al whisky y las anfetaminas (llegó a ingerir hasta 120 pastillas diarias). Maltratador, mal padre y peor marido. Uno de los músicos más influyentes del siglo XX.

Con él nos adentramos en la Folsom State Prison, una de las primeras cárceles de máxima seguridad de los Estados Unidos, la segunda más antigua de la soleada California.

Oigo el tren llegando,

está doblando la curva

y no he visto el brillo del sol

desde no sé ni cuándo.

Estoy atrapado en la Prisión de Folsom

y el tiempo sigue pasando lentamente,

pero ese tren sigue rodando

hacia San Antone.

 

Cuando era solo un bebé

mi mama me dijo, “Hijo

sé siempre un buen chico,

nunca juegues con pistolas”.

Pero disparé a un hombre en Reno

sólo para verle morir.

Cuando oigo el silbido sonando

bajo la cabeza y lloro.

 

Apuesto a que hay tíos comiendo

en un lujoso vagón restaurante.

Probablemente estén bebiendo café

y fumando grandes puros.

Pero sé que me lo tengo merecido,

sé que no puedo ser libre.

Pero esa gente sigue libre

y eso es lo que me tortura.

 

Bueno, si me liberasen de esta prisión,

si el tren de la vía fuera mío,

apuesto a que me movería un poco,

alejándome por la línea

lejos de la Prisión de Folsom,

allá es donde quiero estar,

y dejaría que ese silbido solitario,

hiciera volar lejos mi tristeza.

 

Puedes seguirnos en Google+, Twitter y Facebook



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s