Reseña: “No está solo”, de Sandrone Dazieri

Sergio Torrijos Martínez

El autor es capaz de decir cosas de este calibre:

“… su objetivo es contribuir a la renovación del noir en su país, “muy gastado”.”

También asegura que el futuro está en el thriller y no en la novela negra, así que ya sabemos que defiende lo que escribe, otra cuestión sería hacerle caso o tomarle por alguien con un criterio propio que supere al nuestro, porque para mí, la mejor novela policíaca/negra del momento se hace en Italia, no por algo Fabio Girelli, Antonio Manzini, Maruzio di Giovanni, por citar a tres, son italianos, sino que existe todo un movimiento de renovación que se llevaría por delante a varios Sandrone Dazieri.

Con esas declaraciones, alguna aún más rimbombante, ya se empieza con ojo crítico la novela, que puede que sea un gran thriller pero de renovación del género tiene poco o nada. Lo que sí hace, lo tengo que reconocer, es mezclar géneros, tantos y con tanta profusión que llega un momento en que cualquier apelativo que se le pudiera poner se difumina en el marasmo mental que la novela te deja.

Supongo que el éxito de ventas, en Italia creo, autoriza a decir simplezas y puede que posea muchos admiradores que le aúpen a la lista de los más vendidos, pero literariamente no es para tanto, se lo aseguro con la misma certidumbre que les puedo advertir que terminé la novela por vergüenza torera y por poder criticarla a placer, como voy a hacer.

Quedaba claro, allá por la página cinco, que íbamos a enfrentarnos a un asesino en serie o un psicópata criminal o una organización de astutos, mejor sería decir súper-astutos, psicópatas y cuyo única oposición sería una pareja de investigadores, súper lo que sea, capaces de descubrir la retorcida trama que se nutre de víctimas inocentes y que nos muestra la gran maldad que albergan algunos personajes.

Por ahí de innovación poco, más bien lo mismo de muchos anglosajones, tal vez con la particularidad de estar ubicada en Italia pero poco más. Luego todo se retuerce, como para darle un toque diferente el thriller que cabalga a golpes de descubrimientos como aldabonazos pero no por ello menos previsibles, termina en casi un thriller político y aquí lo dejo porque sería descubrirles parte del pastel, que se nutre de un grado elevado de imaginación.

Los protagonistas no deparan nada nuevo, tal vez Dante sea el más cuidado con su agorafobia, pero poco a poco se va diluyendo pues el personaje, con esas cualidades, no soporta el ajetreo de un thriller y mucho menos de uno tan enérgico como este, y ese carácter de medio genio tampoco nos ayuda a prendarnos de él, más bien me produce grima, pues no termino de comprenderlo, ni a él ni a sus relaciones ni por supuesto a sus fobias. La otra pata de los protagonistas, Colomba, es más elemental, básica, fundamental para el relato, pues nos acerca a la realidad, aunque termina arrastrada a la locura e improvisación del otro protagonista.

Para decir algo bueno tengo que hablar del ritmo, muy elevado, y pese a que no me ha gustado si me ha tenido en vilo, pendiente del siguiente descubrimiento y asombrado del cariz que iba tomando la novela. He de advertir que la obra está bien trenzada si se pretende captar la atención del lector, cuidando mucho de elementos visuales que faciliten la traslación a otros mundos diferentes al papel.

Al final ganan… Creo que todos van a ser capaces de completar la frase, ¿verdad?

Aviso de que poseo la segunda novela de Sandrone Dazieri y será diseccionada a lo crudo como esta, no se la pierdan.

 

No está solo
Sandrone Dazieri
Alfaguara

Puedes seguirnos en Google+, Twitter y Facebook

3 comentarios en “Reseña: “No está solo”, de Sandrone Dazieri

  1. Gracias!!!! Verás es tan larga mi lista de pendientes que me haría falta otra vida para llegar a leer todo lo que me atrae (basicamente novela negra) Así que agradezco tus críticas sinceras. Siempre lo puedo leer, pero sabiendo a que me enfrento. Y no perder tiempo y dinero.

  2. Dante no resiste la comparación con el comisario Ricciardi ni forzando la máquina de comparar hasta el tope. Razón tienes. El comisario capaz de hablar con los muertos sí supone una innovación. En “No está solo” me parecía continuamente estar leyendo algo que me sonaba.
    Espero tu reseña de la segunda para ver si me decido o no a leerla.
    Un abrazo.

  3. A mi me sorprendió el paralelismo del trauma de Dante como uno de los protagonistas de Sucios y malvados de Juanjo Braulio. Una casualidad. Lo había leído un mes antes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s