Novela: “Viejos amores”, de Juan Madrid

Sergio Torrijos Martínez

Entra Alianza Editorial por derecho reeditando una de esas novelas “peculiares” del maestro Juan Madrid. No es la típica del gran escritor sino una de esas pequeñas joyas que salpican su trayectoria. Es por lo tanto diferente, singular y sobre todo un gran artificio literario, con la categoría especial de mezclar con gran sapiencia realidad y ficción sin que exista un claro límite entre ambas.

Decía que la mezcla entre ficción y realidad está en el punto mollar de la obra, pero creo que me he quedado corto: ese punto esta tan bien construido que nos genera hasta dentera. El asesino, inconfeso por supuesto, de ancianas, está tan bien retratado, tan bien reflejado que es complicado distinguir si es producto de la invención del autor o de una interpretación literaria o si existe algo de realidad, aunque puede que la respuesta esté en una suma de las tres variantes. Pues el propio autor se entrevistó con el protagonista, José Antonio Rodríguez Vega, y si quieren poner su nombre en cualquier buscador seguramente se sorprenderán de lo que aparece y que enlaza con esa España negra, negrísima dirían muchos, de la de toda la vida y que a veces puede pasar desapercibida. Aunque leyendo cualquier diario comprenderemos que siempre ha estado ahí.

Juan Madrid levanta un artificio de ficción en el que conviven jueces, funcionarios de prisiones, presos, un escritor que intenta reflejar el mundo del protagonista y sobre todo el propio protagonista, “presunto autor de…”

La novela no sólo nos recrea los primeros pasos en un proceso penal sino que de paso nos muestra parte de la vida carcelaria, también la vida del protagonista y, ya que estamos, a modo de regalo y de aperitivo, la descripción de algunos hechos luctuosos que tuvieron por actor al protagonista, todo ello contado con crudeza, como si fuéramos espectadores de un juicio donde la verdad se expone y no se obvia. Es así una novela dura, fuerte, potente, incluso grimosa por momentos pues todo se refleja de forma cabal, real, mostrada a la luz de los focos y es tan real que casi roza lo siniestro, aunque tras ella siempre subyace humanidad, lo cual es de un gran mérito pues nunca se le arrebata ese espacio al protagonista.

Juan Madrid se recrea en el supuesto asesino, dotándole de esa pátina que todo lo real posee y que el lector nunca puede llegar a asegurar si es parte real o parte ficción, pues como todo delincuente, niega, duda y hace dudar, pues en mitad de sus mentiras esconde verdad y a la inversa. No es así catalogable, pues su verdad o su mentira está muy bien articulada con su realidad y así es casi imposible deslindar una de otra al completo. La intervención del juez y del poder judicial coteja datos y ayuda, en algunos momentos, al lector a no perderse en esa maraña, que tan bien está recreada.

Otro punto muy fuerte de la novela es la vida carcelaria y lo hábilmente que lo trabaja el autor, se nota y se percibe que sabe de lo que habla, que el conocimiento que nos ofrece es cabal, como toda la obra.

Puede que no sea la obra que más éxito haya cosechado Juan Madrid. Tampoco me extraña pues entra en un territorio incómodo, ariscado, muy complicado para cierto grupo de lectores. Como obra de ficción es importante y más aún cuando se percibe la maestría del autor, la suficiencia con que ha mostrado a un personaje tan complejo en un momento determinado y en su propio jugo. Si quieren una obra de esas que te dejan pensativo y con un cierto regusto amargo en el paladar aquí tienen una de ellas, una vez leída pasa a formar parte de nuestro imaginario personal.

 

Viejos amores
Juan Madrid
Alianza Editorial

Puedes seguirnos en Google+, Twitter y Facebook

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s