Televisión: «Endeavour»

ENDEAVOURTeresa Suárez

Sinopsis:

Ambientada en 1965, la serie se centra en la carrera temprana de Endeavour Morse, como agente de policía en el Departamento del crimen e investigación de Oxford, antes de llegar a inspector.

A lo largo de 8 temporadas (33 episodios de hora y media cada uno), vamos conociendo a Morse, cuya singular personalidad, intuición y dotes naturales para la investigación, irritan, tanto como sorprenden y admiran, a compañeros (como el sargento Jim Strange) y superiores (como el Superintendente en jefe Reginald Bright, quien en los inicios de su relación laboral, percatándose de los aires de superioridad, de los que Morse todavía no hace gala pero que ya se le empiezan a notar, a menudo lo reprende y castiga con tareas de oficina para inculcarle el respeto a la autoridad, algo que Morse se empeña en cuestionar una y otra vez).

Incluso el mismísimo Inspector jefe Fred Thursday, su protector, unas veces casi padre y el resto lo más parecido a un amigo de verdad, tendrá enfrentamientos con Endeavour por cuestiones personales, sí, pero, sobre todo, profesionales.

Y es que Morse (nunca se identifica con su nombre), antiguo estudiante de clásicas en Oxford (abandonó los estudios sin llegar a graduarse), amante de la música, especialmente la ópera, educado, elegante, refinado y distante, desentona, irremediablemente, en el departamento de policía.

No he leído ninguna de las novelas en las que está basado, por eso, aunque es de suponer que sí, puesto que creador y escritor trabajaron juntos en el guion de la serie, no puedo valorar si el detective de la serie de Russell Lewis (2013-actualidad) es un fiel reflejo de ese otro nacido de la pluma de Colin Dexter.

Lo que sí puedo decir, con total seguridad, es que, una vez visto el primer capítulo de la primera temporada, Endeavour Morse es Shaun Evans, y Shaun Evans es Endeavour Morse. No puede haber otro.

Por el planteamiento de los casos (el capítulo se inicia con diferentes personajes, sin conexión aparente, cuyas acciones acaban mezclándose y cobrando sentido en el desenlace final), la investigación de los mismos y su resolución, algunos críticos y espectadores, consideran que la complejidad del argumento resta atractivo a la serie.

No podría estar menos de acuerdo.

En cada episodio hay intriga, una serie de delitos menores y un crimen alrededor del cual gira todo. A medida que avanzan temporadas y capítulos, las relaciones personales van cobrando mayor importancia, lo que permite ver la evolución de los diferentes personajes. Especialmente la de Endeavour antes de alcanzar la madurez y convertirse, gracias al actor John Thaw, en el gruñón, pero culto, Inspector Morse, de la serie del mismo título de 1987 (efectivamente, Endeavour es una precuela de El inspector Morse).

INSPECTOR MORSELos escenarios en los que trascurre la acción (la ciudad y la propia Universidad de Oxford son una autentica maravilla) y la estética de los personajes, son otros de los factores que hacen de hacen de Endeavour un producto muy atractivo,

Recordemos que la década de los sesenta supuso una liberación en el pensamiento que se reflejó, especialmente, en la música (tachada de satánica) y en la forma de vestir (la diseñadora Mary Quant, impuso la minifalda que escandalizó a los conservadores padres de la época).

Así, una de las características de este joven Morse es su corte de pelo a lo Beatle y sus trajes ajustados y modernos que, frente al estilo años cincuenta de Thusday, el uniforme y porte militar del Superintendente Bright, y la falta de estilo de Strange, reflejan las diferentes edades, vivencias y formas de pensar, de los personajes principales.

Y está el romance…

Morse, que, en los primeros capítulos, aparece como un hombre tímido, cerrado a cualquier relación sentimental, porque sigue dolido por una novia que lo abandonó, a medida que avanza la serie, cambia y, con su enamoramiento de Joan Thusday (Sara Vickers), hija de su jefe, como trasfondo, se embarca en breves aventuras sexuales con mujeres muy diferentes, pero siempre atractivas.

Resumiendo, tienen que ver Endeavour porque es una de las mejores series de detectives que se han rodado.

Una serie excelente, como excelente es el tema principal de la serie, obra de Barrington Pheloung.

Insisto, no se la pierdan.

Puedes seguirnos en Telegram y Twitter

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s