Entrevista con Julián Sánchez. Por José Ramón Gómez Cabezas



José Ramón Gómez Cabezas


Julián Sánchez es un autor con una personalidad arrolladora y un presente como escritor con pocos límites. Su debut literario fue en 2009 con El anticuario, novela que ha arrasado en el mercado nacional y en el internacional. La voz de los muertos fue su siguiente publicación donde nos dio a conocer a su personaje estrella hasta ahora, el peculiar inspector David Ossa, en una aventura donde el misterio se mezcla con una ambientación oscura casi claustrofóbica que te invita a querer saber mas a cada vuelta de página. En su última publicación, El rostro de la maldad, continúa en esa línea ascendente, el perfil detallado de cada uno de los personajes se apoya en una trama de raíces imbricadas y perfectamente documentada.

Explíquenos la evolución de su narrativa en estas tres novelas.

En primer lugar es necesario saber que, pese a haber publicado 3 novelas en los últimos cuatro años, llevo escribiendo desde hace veinte, con un total de once novelas finalizadas. Con esto quiero transmitir que, pese al escaso recorrido en el tiempo de mi obra publicada, me siento un autor maduro y consciente de sus defectos y virtudes.

El Anticuario, publicada en el 2009 por Roca Editorial, fue escrita a lo largo de 1995. En ella predomina la tercera persona, aunque contiene un diario en primera persona atribuido al Maestro Casadevall que es una pieza clave dentro del esquema narrativo de la novela.

La voz de los muertos, publicada en 2011 por Roca Editorial, se corresponde a un momento de mayor dominio de la técnica narrativa, y en su proceso de escritura encontré un resorte narrativo al que me adapté rápidamente y que consideré idóneo para el desarrollo de la trama: alternar capítulos en primera persona con diferentes protagonistas, para ofrecer al lector una visión de conjunto de los acontecimientos más allá del poder omnímodo de la tercera persona, y sin circunscribirse a la visión unívoca de un único protagonista.

El rostro de la maldad, publicada en mayo de 2012 también por Roca, depuró esta técnica narrativa, que resulta extremadamente ágil para el lector: la sensación de formar parte de la historia que está leyendo es muy acusada.

Es el rostro de la maldad su novela más completa o de la que se siente más satisfecho.

Sin duda, y por muy diferentes motivos. En primer lugar, por ese dominio de una técnica narrativa fuera de lo usual, que se revela sumamente práctica. La psicología de los diferentes personajes se ofrece al lector con pureza, sin los comentarios del narrador en tercera persona. ¡Son ellos los que te introducen en la historia!

En segundo lugar, por el ritmo narrativo. Alfred Bester, maestro de CIFI de carrera fugaz pero terriblemente impactante, hablaba de “escritura pirotécnica” refiriéndose a sus obras: sus argumentos eran verdaderos fuegos artificiales repletos de tramas superpuestas, con una multitud de ideas brillantes en cada novela. Salvando las distancias de género literario y de capacidad – ¡ya me gustaría, escribir como Bester! -, ese ritmo elevado de la acción propulsa la lectura… Sería forzado si no existiera una necesidad real de trama para ello, pero el argumento de El rostro de la maldad permite perfectamente sentir la aceleración de la acción.

En tercer lugar, por un argumento circular que cierra la novela de una forma creo que impecable. Esto sucede pocas veces, que cuando estás escribiendo llega la Idea y sientes que no podía ser de otra manera. Y así ocurrió aquí.

Y para acabar, el prota es David Ossa…

El hecho de narrar en primera persona y de un modo coral ¿Como surgió?

De una forma accidental, pero probablemente en función de mi inconsciente. Cuando había finalizado el primer borrador de La voz de los muertos comencé a escribir El rostro de la maldad. Todo ello iba en tercera persona, hasta que, con 300 páginas escritas de El rostro de la maldad se me coló un capítulo en primera persona con Ossa de protagonista. Comprobé que la novela ganaba mucho, así que reescribí todo en primera persona con David Ossa como voz… ¡Hasta que se me coló un nuevo capítulo con otro personaje diferente en primera persona!

Esto supuso volver a reescribirlo todo, pero, al finalizar, comprendí que había encontrado un estilo propio y completamente personal del que me siento muy orgulloso.

David Ossa es un personaje complejo que según el epílogo de su novela se basa en una persona que usted a llegado a conocer ¿Qué nos puede contar de todo esto y la evolución que va a seguir su personaje en próximas entregas que desde ya esperamos con ansiedad?

Puedo explicar poco: Ossa es el trasunto de una persona real que colabora extraoficialmente con un cuerpo policial en el País Vasco. Alguna de sus extrañas capacidades es real, y mira que yo soy como santo Tomás y no creo en aquello que no puede tocarse… ¡hasta que lo toqué!

Mi contacto con él se ha limitado a un par de ocasiones, una de ellas en un clima tan especial – lugar solitario, día cerrado con sirimiri y rodeados por la niebla -, que daría por sí solo para construir un buen relato.

Ossa es un personaje interesante, porque sus características lo apartan de la normalidad, y él es tan consciente de ello como su entorno. Tiene carisma, es brillante, pero también es capaz de ausencias prolongadas y hasta amargas. Prácticamente no tiene amigos ni se relaciona con su familia. Y su vida sentimental está marcada por su carácter. Propende, pues, a la melancolía, pero no se rinde a ella porque siente que tiene una obligación, porque aquello que le ocurrió en su infancia y juventud tiene un sentido, y debe responder a la sociedad en la medida de sus posibilidades.

En cuanto a su futuro literario, su tercera novela se publicará en la próxima primavera, con un título provisional:  No podrás borrar las huellas del pasado, título que, sin duda, modificará con acierto mi editora Blanca Rosa Roca. ¡Me quedan poéticos, pero muy largos!

Y más adelante, ya veremos: mientras haya ideas y disfrute con él, seguiré adelante. Pero existen otros muchos argumentos que me llaman para otros géneros literarios, y será difícil poder escribir todo ello a la vez…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s