“El informe Müller”, de Antonio Manzanera, por Sergio Torrijos Martínez

el informe mullerSergio Torrijos Martínez

El informe Müller es un arduo trabajo de orfebrería: por un lado toma personajes y hechos reales y por otro los sumerge en una retorcida trama de espionaje clásico. La acción nos traslada a la República Federal Alemana de 1955, en plena guerra fría, cuando la CIA, el MI6 y la KGB se disputaban la supremacía mundial. Hasta ahí todo parece la típica novela producto de la época del telón de acero y de la guerra fría, pero en absoluto: el autor, con gran criterio, introduce dos tramas paralelas que convergen en un lugar determinado, Baviera.

La primera de ellas es el asesinato de Heinrich Müller, alias Gestapo Müller, y su posterior investigación, y se enlaza con los últimos días de Hitler, ya que Müller da pistas sobre nuevos sucesos en la muerte del dictador alemán. Ahí interviene el coprotagonista, Hugh Trevor-Roper, un reputado historiador autor de la magnífica obra Los últimos días de Hitler, libro imprescindible para comprender el final de aquel hombre.

El autor mezcla, como hemos visto, personajes reales con otros ficticios, aunque abundan los reales como Linge, Gehlen, Kaltenhubner o Günsche o el propio historiador inglés que tuvieron que ver con ambos acontecimientos y que figuran en los libros de historia, solo que Manzanera les da la palabra, les introduce en la novela y usándolos para darle grosor a la trama. Ese será el principal punto fuerte de la novela, documentadísima, de un detalle asombroso y muy trabajado. Pero, al mismo tiempo también, será su mayor handicap, pues para disfrutarla plenamente se precisa cierto conocimiento de la historia de aquellos años.

La novela goza de un ritmo elevado de lectura, con facilidad nos traslada de un escenario a otro, de un personaje importante a otro, dejando claro a quién se va a investigar y, sobre todo, acerca de lo que se va a tratar. Es muy clara pese a la cantidad de nombres y datos que ofrece, lo cual habla muy bien de la labor del escritor. Aunque sin duda donde se luce es en la documentación -impresionante, sin duda alguna-, pues no son pocos los libros, informes y documentaciones precisas para mostrarnos, con sencilla claridad, lo que ocurrió en 1945 en aquel búnker de Berlín.

También es comprensible la atracción por semejante personaje, Heinrich Müller, uno de esos tipos de segunda fila de aquella Alemania, eficientes en su trabajo, laboriosos como hormigas y despiadados hasta parecer sin alma. Eran fruto de aquella época y de aquellas maneras, comparables a sus homólogos en otras potencias y que, sin duda, fueron parte imprescindible de los engranajes que motivaron aquellos luctuosos sucesos. Sin tipos como Müller la Alemania nazi no hubiera sido igual y sin duda no hubiera pasado a la historia por sus hechos y su final. También, y para redondear, Müller tuvo una gran carrera como espía. Les aconsejo se lean, aparte de la presente novela, claro está, algo de la biografía del jefe de la Gestapo: entonces entenderán el interés que despierta su figura.

Ha sido una muy grata sorpresa encontrar semejante novela de un escritor nacional. Muy próxima a la literatura de espías clásica, con su toque de acción y la sinuosidad de un argumento propio de tales obras. Animaría al autor a adentrarse en otra aventura similar, aunque soy consciente del enorme trabajo que ha llevado esta obra, sin duda una de las más trabajadas que he visto.

Amante muerta no hace daño
Miguel Agustí
Ediciones B

2 comentarios en ““El informe Müller”, de Antonio Manzanera, por Sergio Torrijos Martínez

  1. He leido el libro y creo, sin dejar que como novela es buena, que Manzanera no nos aclara, como un personaje sin estudios, y mediocre en sus inicios como trabajador, ( no le ascienden en la empresa que trabaja), sin estar afiliado al partido Nazi, pudo llegar a ser un enigma de semejante calibre. En realidad, el libro está bien y merece ser leído, pero ni Manzanera ni nadie, sabe que ocurrió con Müller, y creo que nunca se sabrá.

  2. Excelente libro de espionaje. Te atrapa desde el principio. Hace poco salió que Müller está enterrado en un cementerio judío. Una gran conclusión para tal misterio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s