“Total Khéops”, de Jean-Claude Izzo, por Teresa Suárez

total kheopsTeresa Suárez

Hace poco escribí un artículo sobre Henning Mankell y el famoso inspector Kurt Wallander, del cual he leído todas las novelas, y puesto que las tenía recientes al empezar con la de Izzo no he podido evitar leerla desde una perspectiva comparada. En el duelo ganó Fabio Montale por hedonista, mujeriego, enrollado y mediterráneo de pura cepa, y porque reconoce que:

“Estaba angustiado y solo. Más que nunca. Sin ningún miramiento, cada año tachaba de mi libreta al amigo que decía alguna frase racista. Despreciaba a aquellos que ya solo soñaban con un coche nuevo y vacaciones en el Club Mediterráneo. Olvidaba a todos los que jugaban a la lotería. Me gustaba la pesca y el silencio. Caminar por las colinas (…). Hablaba poco. Tenía opinión sobre todo. La vida, la muerte. El Bien, el Mal. Estaba loco por el cine. Me apasionaba la música. No leía ya novelas de mis coetáneos. Y por encima de todo, me repugnaban los tibios, los blandos”.

Tres amigos de infancia que crecen en una ciudad como Marsella, “donde hay que tomar partido”, se separan en la madurez al elegir cada uno un camino diferente: uno huye, el segundo se deja engullir por el único mundo que ha conocido, aunque eso suponga su destrucción, y Fabio se pasa al otro lado. Izzo, excelente narrador, logra transmitir el amor y el odio, a partes iguales, que le inspira la ciudad que le vio nacer. En muchos aspectos me recordaba a Gomorra de Roberto Saviano, ambos unidos en una labor de denuncia y defensa de su territorio, demostrando que otras opciones son posibles. Uno desde la ficción; el otro, más arriesgado, desde la investigación exhaustiva, con nombres y datos concretos, lo que le ha supuesto el exilio de su querida Nápoles y una amenaza de muerte.

Abundan las referencias literarias, musicales, cinematográficas y hasta culinarias, algo habituales en las novelas de género negro, una de las carencias que yo encontraba en las de Wallander. El autor lo hace de una manera acertada ya que éstas forman parte de la historia y en ningún momento desentonan ni resultan pedantes (de Rubén Blades os recomiendo la fantástica “Sabanas frías”, que canta a dúo con los chicos de Maná).

Muy acertada la presentación de los capítulos: “Donde es preferible expresar lo que se siente”. Son como lamentos que anuncian lo que vas a encontrar dentro. Me traían a la memoria los cómics de Fran Miller, Sin City en concreto. Tienen alma de blues, ese alma que destilan las canciones de Billie Holiday.

Es una novela muy gráfica, muy visual.

Total Khéops
Jean-Claude Izzo
Akal

2 comentarios en ““Total Khéops”, de Jean-Claude Izzo, por Teresa Suárez

  1. Pingback: José Ángel Mañas: “Madrid es un lienzo para mis novelas, un lienzo sucio” (20 años del Kronen, I) | PliegoSuelto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s