Reseña: “Pesadilla en rosa”, de John D. MacDonald

pesadillaSergio Torrijos Martínez

Travis McGee: el mismo que ya comentamos en Adiós en azul, y los que son seguidores nuestros saben que nos encantó, pues repite en esta ocasión, en su segunda entrega de la saga que la editorial Libros del Asteroide ha tenido el acierto de editar en nuestro país, un auténtico lujo.

Ya nos gustó la primera entrega y hablamos de la calidad de la prosa del autor y también de ese clasicismo en cuanto a novela policíaca que arrancaba de lo mejor del género. En esta ocasión no se puede poner una pega a nada de lo mencionado. Travis McGee sigue siendo el mismo, más divertido, más ligón, más quijotesco y mucho más humano. Sigue entendiendo a las mujeres de manera particular, asumiendo que no son personajes de cartón piedra sino que tienen un gran recorrido en la ficción, las retrata con maestría, haciendo de ellas que sean los engranajes más sólidos de todo el artificio y nuestro protagonista sea simplemente un factotum que comparte con ellas espacio, tiempo y a veces sábanas.

En esta ocasión destaca el McGee más atrevido:

“Daba igual lo que me hubieran hecho esos cabrones. McGee seguía en la brecha. Seguiría armando jaleo, golpeándose la oxidada armadura, espoleando su viejo y renqueante corcel, alzando la lanza torcida.”

Ahora McGee recibe la llamada de auxilio de un viejo camarada de armas, que le pide que atienda a su hermana, en Nueva York, que ha sufrido la pérdida de su prometido en un supuesto delito callejero. La investigación que inicia McGee no será fácil, se topará con fuerzas y seres que le superan en habilidad, maldad y número, pero no por ello McGee se va a arredrar, atacará por un lado, por otro, por la espalda, por donde hubiese la posibilidad de encontrar hueco y terminará, por la debilidad que todo hombre posee, por las mujeres, en este caso esas que tras previo pago…

“En determinado momento alcé la mirada de golpe y sorprendí en sus ojos una expresión diferente, una completa frialdad, una desalentadora y total indiferencia, que desapareció en cuanto descubrió que la observaba. Y pensé que esa era la mirada y el secreto de la puta, esa monumental indiferencia que la protegía. Supe en ese momento que a mí ese tipo de tratos no podrían interesarme jamás.”

Y otro más:

“Me miró. En esta ocasión la mirada de puta era franca y directa. Bajo la seductora máscara había una aspereza elemental capaz de acallar a un crápula. Yo no tenía por qué saber cómo se había metido en ese negocio. Se había inventado para ella.”

El encuentro con la prostituta puede que sea lo mejor de la novela, una auténtica joya, hubiera sacado extractos de las diez páginas que dura pero no se puede abusar, porque el trabajo de sacar extractos de MacDonald es complicadísimo, no hay un párrafo que pueda ser despreciado, casi todos tienen algo que los hace únicos; una reflexión acertada o una sutileza insospechada.

Leer MacDonald desanima, es tan bueno, tan eficaz en la prosa, con tanta variedad de ideas y tan bien expuestas que te parece que ha inventado él el género. Tras él, leer a otros te crea una sensación de pérdida absoluta, te deja sin argumentos positivos, todo parece mucho más pueril, más por hacer, como si jugarán a un juego que sólo unos pocos conocen a fondo o como si no conocieran las normas internas de semejante acto de ficción. Y eso que esta novela no tiene un gran final, simplemente un final acorde, lo mejor es el desarrollo, la tersura de los personajes que aparecen por la obra, la exposición de su carácter, las vicisitudes que han tenido que pasar y que los hacen únicos y dispares.

Después de todo lo dicho no tengo que comentar nada sobre recomendar o no la novela, lo dejo a su criterio, aunque les advierto: perdérsela puede ser grave. Muy grave.

 

Pesadilla en rosa

John D. MacDonald
Trad.: Mauricio Bach
Libros del Asteroide

Puedes seguirnos en Google+, Twitter y Facebook


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s