“Gatita con botas”, de Ed McBain, por Sergio Torrijos Martínez

gatita con botasSergio Torrijos Martínez

No hay nada mejor, cada cierto tiempo, que hacer un retroceso y volver a los clásicos. Uno pensará que los llamados así son los Cervantes, Quevedos y demás, pero existen otros que a estas alturas ya se pueden denominar así y uno de ellos es Ed McBain. Un escritor que comienza a publicar en la década de los 50 y no deja de hacerlo hasta casi el fin de sus días, dejándonos una buena cantidad de novelas y unos cuantos guiones de cine.

Ed McBain fue uno de sus seudónimos, hubo más, pero sin duda el bueno de Salvatore Lombino tuvo más cariño a éste último y con él firmó una buena colección de novelas, mezclando con sapiencia las artes de Chandler con las de Ross MacDonald, aportando un mundo un poco más violento, algo más oscuro y unas perspectivas nuevas de lo criminal.

En la presente novela, publicada originalmente en 1987, nos presenta a Matthew Hope, abogado que intenta sobrevivir a su primer caso de asesinato y a su caótica vida personal. La trama tiene varios enfoques, hasta cuatro, que devienen en un puzle que poco a poco se va completando y, de paso, nos va mostrando no solo unos caracteres muy perfilados sino también muy americanos, incluyendo documentación -casi oficial- de investigación policial o jurídica, creando un panorama sumamente realista. La trama tiene los ingredientes propios de la mejor novela negra: sexo, mujeres bellas, violencia, dinero, tipos sin escrúpulos y también un sistema judicial de colmillo retorcido cuando consigue atrapar a alguien.

Se percibe que el escritor no es ajeno ni a la forma de trabajar de la policía ni la de los jueces, fiscales o abogados defensores. Hay un par de interrogatorios a testigos que rozan lo bizantino, pues la verdad puede ser interpretada de muy diferente modo. Son tan sutiles y están tan bien hechos que pocos he visto de semejante agudeza.

Pero aparte de los ingredientes de una buena novela también, y esto es muy de agradecer, la lectura se hace amena porque el escritor no solo es un narrador nato -que lo es- sino que sabe de técnica narrativa y nos va sirviendo los platos del menú de forma muy ordenada, dejando que todo concluya en un bonito postre como culminación del banquete.

Ed McBain sabe escribir libros, sabe transmitir sensaciones, estados de ánimo o psicología. Un gran escritor, en suma. Si alguien no ha tenido el placer no se puede dudar, es imprescindible; y si alguien ya pasó por sus manos, sabe de sobra de lo que hablo.

Gatita con botas
Ed McBain
Ediciones B

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s