“Mariposas para los muertos”, de Diane Wei Liang, por Ricardo Bosque

Ricardo Bosque

China siempre ha sido un país curioso, todavía más desde que en los años noventa se implantará un sistema económico único en el mundo: el “comupitalismo” o el capitamunismo”, como ustedes prefieran. En cualquiera de los dos casos, vendría a ser el resultado de insertar en el cerebro de Mao unas cuantas neuronas de Adam Smith, John Maynard Keynes u otros economista de la misma calaña.

Un sistema que permite -a pesar de mantener a ultranza el peso de lo público y la intervención del Estado en aspectos tan íntimos como el número de hijos que deben integrar una familia, bajo pena de multa económica para quien incumpla la normativa establecida- la creación de ciertos negocios particulares. Y, en ocasiones, que dicho negocio tenga o no el beneplácito de las omnipresentes y omnipotentes autoridades del Partido depende tan solo de la denominación que se le de a la actividad a desarrollar. Un ejemplo curioso en este sentido es el de las agencias de detectives, rigurosamente prohibidas en esta China “comupitalista”. Sin embargo, lo que sí puede montar un particular es una consultoría de información, de las que las hay por cientos de miles -en China todo es a lo grande, claro.

Una de esas consultorías de información tiene un nombre muy chino él: “El Loto”. La regenta una mujer de 31 años, soltera, hija de la Revolución Cultural y coetánea de las concentraciones de Tian’anmen, en las que no participó por trabajar en 1989 para el Ministerio de Seguridad Pública, que tampoco es cuestión de morder la mano de quien te da de comer. Mei Wang se llama la mujer en cuestión. Y es detective privado, claro, y no consultora de información.

Creada por la escritora china Diane Wei Liang, la conocimos en El ojo de jade, novela de la que también hablamos en Calibre .38. Pero aquí toca tratar de la segunda entrega de la serie, titulada Mariposas para los muertos.

Novela esta última que arranca con la muerte de una popularísima cantante china (sí, de esas que protagonizan vídeos con cascadas, nubecitas algodonosas y horteradas varias) y la contratación de la detective por parte del productor y algo más de la difunta. Pero, a través de unas cartas de amor adolescente y de una historia paralela protagonizada por uno de los muchos estudiantes condenados a trabajos forzados por su apoyo a la causa de Tian’anmen, lo que nos va a mostrar la autora es la profunda brecha que separa a la desarrollada Pekín del paupérrimo mundo rural, donde resulta tremendamente difícil algo que debería ser tan sencillo como sobrevivir.

Pero con ser profunda esa brecha, más lo es la que se abre por cuestiones de edad, la que existe entre el miedo, el conformismo y el fanatismo revolucionario de los viejos y los deseos de cambio de los más jóvenes, los descontentos con eso de que todo sea por el Partido y para el Partido, los frustrados que ven que hay algo más allá de la inamovible gerontocracia burocrática en la que siempre han vivido. Si a eso se le puede llamar vida, claro.

Una muy buena novela que nos introduce en ese país curioso, enigmático para los occidentales y altamente contradictorio. Y ello de la mano de alguien que lo conoce por haberlo vivido, gozado y padecido.

@ricardo_bosque

 

Mariposas para los muertos
Diane Wei Liang
Trad.: Lola Díez Pastor
Siruela

6 comentarios en ““Mariposas para los muertos”, de Diane Wei Liang, por Ricardo Bosque

  1. No lo dudes, en las novelas de Wei Liang lo que más destaca es la ambientación de las mismas por encima de su adscripción al género negro o policial. De hecho, la existencia de un detective es una excusa para mostrarnos la sociedad en la que se mueve

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s