Novela: “Los impostores”, de Pilar Romera

Sergio Torrijos Martínez

Mayo de 1949, Barcelona, así con ese par de datos puede que no destaquen en ningún aspecto, si incluimos en ese dúo tres siglas, BPS, ya tenemos algo que tiene ese regusto ácido de tragedia o algo parecido.

Esas tres siglas, tratándose de nuestro país, tienen algo de mítico, de bestia y también de radical. Para quién no esté al tanto son las siglas de la Brigada Político Social, la principal fuerza de choque del franquismo contra los movimientos subversivos y la palabra choque tiene un sentido muy literal. Así, que alguien termine en los calabozos de Via Laietana, cuartel de esa brigada en Barcelona, tiene ese sutil toque que nos acerca a la tortura o a cualquier forma de conseguir una información por el medio que fuera, sin ningún tipo de control o de humanidad.

De esta forma tan sutil arranca la novela y desde ese punto, queda claro que terminará en tragedia, porque de alguna forma todo lo que mal empieza termina…, pueden completar la frase. Si le sumamos que en esas fechas hay un viaje programado del Caudillo a la ciudad condal y que existen posibilidades reales de atentar contra su salud, entonces ya tenemos un verdadero cóctel más que interesante.

Los tres personajes principales de la obra, Dora Colom, Miquel Alberich y Bonaventura Puig tienen un pasado en común, es un triángulo con multiplicidad de aristas y esa particularidad es la parte mollar de toda la obra. Nada es lo que parece, ni ninguna relación que se tenga es tradicional, todo es relativo, cambiante, vaporoso, tanto que la verdad es un elemento ajeno a la realidad de los protagonistas.

La obra tiene ese interés y está francamente bien desarrollado, llegando a enganchar al lector puesto que cuesta llegar a adivinar como terminarán esas relaciones y la curiosidad permanece indemne, gracias a la escritora, que realiza un trabajo de mérito. Pero, y esto para mí es importante, la parte negra, esa masa oscura que flota por todos los ambientes de la novela, no termina de germinar, queda flotando, dando ambiente y nada más, cuando existían miles de posibilidades de explotarla y hubiera casado perfectamente con esas lealtades tan inasibles.

El alma más oscura de la novela, me niego a creer que no exista tal oscuridad, lucha con esas historias de amor y con esas relaciones personales. La autora titubea en esos dos mundos, no termina de decantarse por uno de ellos, por un lado esa alma oscura la empuja al estraperlo, a venganzas… y por otro lado esas relaciones amorosas tienen ese buen desarrollo que rumia un final abrupto y desolador.

He disfrutado con la novela, esperaba otra cosa, ya desde el título, y pese a la sorpresa he gozado de la lectura. Creo que es una buena novela y que tiene una lectura muy fácil y jugosa, en especial se nota el buen hacer de la escritora.

Merece nuestra recomendación.

Los impostores

Pilar Romera
Destino

Puedes seguirnos en Google+, Twitter y Facebook

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s