“Herejes”, de Leonardo Padura, por Jesús Lens

herejes-9788483834916Jesús Lens Espinosa de los Monteros

¿Te tienes por buen lector/a? En ese caso, enfréntate ya a la lectura de Herejes, la última y extraordinaria, densa, compleja y abigarrada novela de Leonardo Padura.

Si tienes dudas… ¡abstente! (Todavía) No voy a decir que esta fascinante novela policíaco-histórico-sociológico-realista sea tan difícil de leer como el Ulises, pero sí exige concentración, ganas y esfuerzo.

Como en la gloriosa, memorable y maravillosa La neblina del ayer, la acción de esta nueva novela de Padura acaece en tres planos espacio temporales distintos: la Cuba contemporánea, la Cuba de los años 30 del pasado siglo y… la Ámsterdam del siglo XVII en la que vivió un tal Rembrandt, de oficio, pintor.

¿Qué liga estos tres escenarios tan diferentes, alejados y hasta contradictorios entre sí?

Un cuadro. Un lienzo. Pintado por el maestro. Un cuadro que aparece, inopinadamente, en el catálogo de una subasta a celebrar en Londres. Y que un tipo llamado Elías Kaminsky, residente en Miami, reconoce como perteneciente a su familia.

¿Por qué viaja Elías a Cuba y le encarga a Mario Conde, ex policía y actual librero por encargo, que le ayude con una investigación sobre el cuadro? Quizá porque, muchos años antes, un niño, Daniel Kaminsky, esperó en el puerto de La Habana a que desembarcaran sus padres y su hermana del S.S. Saint Louis, el barco que los traía huyendo de la Alemania nazi. Y porque, seguramente, llevaban con ellos ese lienzo, del que nunca más se supo. Hasta ahora.

Y, por rizar el rizo, ¿cómo es que la familia Kaminsky tenía dicho lienzo, desde el siglo XVII?

A responder a todas esas preguntas dedica Padura las 500 páginas de una novela excelente que, además, plantea una subtrama de la Cuba contemporánea protagonizada por una tribu urbana de jóvenes nihilistas, los Emos, que nos sitúa frente a las contradicciones de una sociedad mucho más compleja de lo que los medios de comunicación tradicionales nos transmiten.

Leer a Padura es disfrutar de una de las mejores prosas escritas originalmente en español. Una prosa que acaricia el oído. Una prosa táctil, que se paladea. Pero que no es hueca, vacía o complaciente. Ni mucho menos.

Los pasajes de Ámsterdam, protagonizados por el discípulo de Rembrandt, las tensiones religiosas y el proverbial e histórico odio/miedo a los judíos… ¡nada de ello olvidará el lector que se asome a una novela que trasciende géneros!

Y no porque Padura reniegue del género negro sino porque, como los grandes maestros, se ha convertido en un género en sí mismo.

Así, Herejes es novela negra y policíaca. Es realismo y denuncia social. Es sociología aplicada. Es arte. Es historia.

Pero Herejes es, sobre todo, un artefacto literario majestuoso, de una intensidad brutal, del que se paladea cada sustantivo, adjetivo y verbo. Cada personaje. Cada situación. Cada historia.

Consejo de amigo: si eres buen lector/lectora; híncale el diente. Si no… empieza por La neblina del ayer. Caerás a los pies de Padura y lo querrás leer todo de él.

 

Herejes
Leonardo Padura
Tusquets
 
firmatwitterlens

Un comentario en ““Herejes”, de Leonardo Padura, por Jesús Lens

  1. Pingback: Herejes « Pateando el mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s